Tipos de abejas: zánganos, obreras y abeja reina

¿Cuántas abejas hay en una colmena? Como término medio, en una colmena viven aproximadamente 50000 abejas. Este número varía en función de muchos factores, como la situación geográfica, floración de la zona, cuidados, experiencia de la reina, etc. En el mejor de los casos, una colmena sana y bien cuidada puede tener entre 80000 y 100000 abejas. Pero podemos preguntarnos, en esta masa numerosa, inquieta, viva, a la que denominamos enjambre, ¿cuántos tipos de abejas habitan?

Tipos de abejas

Zángano

El zángano es, en pocas palabras, el padre de todas las abejas de la colmena. Como veremos, muere al fecundar a la madre, la abeja reina. Se estima que en una colmena sana debe haber alrededor de 200 zánganos, ni más ni menos, y vamos a ver por qué.

Los zánganos no trabajan para la colmena, debido a que carecen de herramientas para ello. La razón es una mera cuestión biológica, ya que su finalidad es la fecundación de la reina y continuidad de la especie. De una sola vez, tiene que ofrecer a la abeja reina millones de elementos fecundantes, por lo que los zánganos deben ser seres fuertes y comilones. Se calcula que, cada día, cada zángano se come la producción diaria de seis abejas.

Cuando llega el otoño (sobre el mes de octubre) y la reina ya ha sido fecundada, los zánganos ya no son necesarios y su vida se extingue. Es por ello que la vida de los zánganos se reduce al periodo estival y jamás ven el invierno. Pero, ¿qué pasaría si llegado el otoño, su desaparición se retrasa y las provisiones de miel acumulada son escasas? Llegado ese momento, el pueblo (las abejas obreras) acomete contra ellos y, los zánganos que consiguen huir por la piquera (la puerta de la colmena), mueren de frío o hambre. De esta forma, las reservas de miel se mantienen durante el invierno, la reina tendrá comida, y la primavera siguiente dará nacimiento a otro lote de zánganos y abejas reinas que continúen con la actividad de la colmena.

Abeja Reina

La abeja reina es la madre de todo el pueblo. Al igual que los zánganos, carece de órganos para el trabajo. Por lo tanto, su objetivo es exclusivamente la reproducción y dirección sobre toda colmena para producir la miel necesaria para sobrevivir. Sólo existe una abeja reina por cada colmena, ya que su vida se hace incompatible con otra abeja reina.

Su vida es más larga que la de zánganos u obreras, dos o tres años de vida útil, e incluso cuatro o cinco en algunos casos. Sólo utiliza las alas para ir en busca del zángano que la fecunde, y en caso límite, para desplazarse con todo el pueblo a un nuevo hogar. Una vez fecundada, el ritmo de puesta de huevecillos es impresionante: una abeja reina es capaz de poner entre dos y tres mil huevos por día. Su comportamiento es único en la especie, ya que sabe cuándo debe poner uno de macho o uno de hembra.

La abeja reina no produce miel ni cera, y sólo recibe el aroma de las flores a través de su alimento especial fabricado por las obreras, llamado papilla real. Como vemos en la foto, el tamaño de la abeja reina es mayor que el del resto de tipos de abejas.

Abeja Obrera

La abeja obrera es la base de la colmena. Son las encargadas de salir todos los días a polinizar las flores y recoger néctar, almacenando la carga en su buche mielario para transportarla. Se estima que por cada viaje que hace, una abeja obrera transporta medio miligramo de miel.

Las abejas obreras llevan a cabo multitud de actividades: recolectan y transportan polen y néctar para producir miel, elaboran la papilla real que sirve de alimento a la abeja reina, limpian la colmena, fabrican los panales de cera y además de obreras también son guerreras, ya que defienden la vivienda contra invasores y peligros distintos.

Una de sus principales virtudes es la rapidez con que se dan cuenta de la falta de abeja reina y de cuáles son las celdas donde la abeja reina ha puesto los huevos, para alimentar a las larvas con papilla real. Las larvas de estas celdas reales son como cualquier otra larva, y es esta papilla real la que marca la diferencia entre el nacimiento de una abeja reina o de una abeja obrera. El periodo de vida de las obreras es de aproximadamente 50 días en verano.

Abeja reina, obrera y zangano

Comparativa entre los tres tipos. Se observan las diferencias en cuanto a tamaño, forma de las alas y sus extremidades

Fuente: Apicultura práctica: Abejas y colmenas – Santos Arán | Biblioteca Pecuaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *